Cómo enfriar el champán

Pubicado el : 02/12/2016 10:03:07
Categorias : Novedades en la bodega

La temperatura adecuada para el servicio del champagne es de entre 6º y 8º C. Debe enfriarse despacio y la mejor manera de lograrlo es introduciendo la botella en una cubitera con agua y hielo durante media hora.

Para abrir la botella, extraeremos el corcho con suavidad, sin hacer ruido, para evitar que se escape el gas de forma brusca. Para servirlo, inclinamos ligeramente las copas y así favorecemos la formación de burbujas, evitando que se forme demasiada espuma y se desborde la copa.

No debemos servir más de la mitad o dos tercios de la capacidad de la copa. Hay que tener en cuenta que durante el servicio, el líquido se calentará ligeramente alcanzando así la temperatura ideal de degustación que es de entre 8º y 12º C. No debe servirse demasiado frío, porque perdería su sabor, ni demasiado caliente, porque no podríamos apreciar sus aromas y desaparecería la espuma.

Si no se sirve toda la botella en una primera ronda, deberemos contar con una cubitera para que la bebida no pierda su temperatura ideal.

El momento ideal para degustar un buen cava o champagne es el aperitivo. También durante la comida, ya que combina muy bien con una gran cantidad de alimentos y platos, salvo los muy condimentados. Es ideal para el foie gras y el jamón ibérico, así como los pescados, los mariscos y carnes blancas.

Champan frances
freefoodphotos.com

Compartir este contenido